(Español) Acción protesta contra el Banco Santander

Sentitzen dugu, baina sarrera hau %LANG-z:, : eta % bakarrik dago. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El Banco Santander celebra su junta general de accionistas el 12 de abril de 2019. El banco se encuentra en el ojo del huracán, por ser una de las entidades financieras del mundo que más contribuyen al cambio climático, según un informe de reciente publicación. Por esta razón Ecologistas en Acción recibirá a los accionistas con una protesta para dejar bien claro que los bancos fósiles no tienen cabida en la sociedad y advertirle al Santander de que la rebelión climática está cerca.

El velero Diosa Maat navegará frente a las costas de la capital cántabra con una llamada a sumarse a la rebelión por el clima de aquí a 2020. Una decena de activistas recibirá a los accionistas que acudan a la junta con pancartas e información sobre los negocios sucios del Santander.

Los bancos fósiles como el Banco Santander son directamente responsables del caos climático porque las empresas de combustibles fósiles no podrían operar sin su dinero. Ecologistas en Acción va a recibir a los accionistas con este mensaje y con una advertencia: los bancos está bajo la lupa de la sociedad, y no pueden seguir operando de espaldas a la emergencia climática que vivimos.

Miles de personas se están organizando en el mundo para rebelarse contra la inacción climática de gobiernos, bancos y corporaciones y anuncian para el año 2020 un escalado en el nivel de acción. La lucha por la justicia climática no admite más demoras y activistas de todo el mundo están dispuestas a incrementar la tensión. Ya están surgiendo diversos movimientos de forma autónoma y horizontal, llamados a confluir.

Recientemente el director del Banco Santander declaraba que “un banco no puede ser sostenible si no contribuye a la sociedad”. Sin embargo a juzgar por el color negro carbón de sus negocios el Santander parece más bien decidido a contribuir al suicidio climático. El banco dice estar comprometido con el Acuerdo del clima de París. Pero desde la fecha de la firma de dicho acuerdo el banco no solo ha continuado financiando algunas de las actividades más sucias del planeta como el fracking, las arenas bituminosas, o las prospecciones en el Ártico; además ha sido de los bancos que más decisivamente  han contribuído a expandir aún más los combustibles fósiles (aparece el número 25 de la lista, en la categoría de nuevos proyectos).

mon

¡Rebelémonos contra el Banco Santander y contra todos los bancos fósiles!

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude