Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

  • Este sábado, 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, Greenpeace Illes Balears organiza, en colaboración con la Alianza por la Emergencia Climática de Mallorca y la Asociación de Usuarios del Tren, una concentración en la Plaza de España de Palma para expresar sus demandas a las instituciones
  • Las entidades reclamarán también que se revise la nueva tarificación del precio de los billetes de tren por considerarla insolidaria y excesivamente compleja, el aumento de frecuencias, la extensión de la línea y la ampliación de la cobertura horaria del servicio
  • Las organizaciones consideran que Mallorca necesita avanzar hacia un modelo de transporte público socialmente justo y que alivie los impactos que el abuso del automóvil genera en la isla

Con motivo del Día Mundial del Medioambiente, Greenpeace Illes Balears, en colaboración con la Alianza por la Emergencia Climática de Mallorca y la Asociación de Usuarios del Tren, han convocado una concentración en la Plaza de España de Palma a las 11 de la mañana para exigir un transporte público eficiente, descarbonizado y asequible para todo el mundo.

En un contexto de emergencia climática como el actual y en el que las ciudades representan del orden del 80 % de las emisiones de gases de efecto invernadero es urgente reinventar cómo nos movemos. No en vano, el sector del transporte es el que más contribuye a las emisiones en España y muy especialmente en Baleares, donde un 57 % de las emisiones de CO2 se debe a este sector.

Como sociedad hemos considerado la movilidad como un aspecto individual y vinculado a la libertad y el estatus social, y todo gracias a la industria del automóvil y del petróleo, la construcción, y el turismo. Pero preguntémonos: ¿Dónde está la libertad cuando dependemos de un coche contaminante para acceder a nuestros trabajos y a los servicios que nos quedan lejos? ¿Dónde está la libertad cuando nuestros pequeños no pueden jugar en la calle o ir andando al colegio porque es peligroso? ¿O cuando crecen respirando aire tóxico por la contaminación del tráfico?” ha declarado Mar Muñoz de Greenpeace Illes Balears.

Durante la concentración que llevarán a cabo, las entidades exigirán una correcta planificación y una ampliación de las líneas ferroviarias en toda la isla, así como una mejora en las frecuencias de paso. También pedirán que se revise el sistema tarifario recientemente implantado en el TIB por considerarlo insolidario y confuso, lo cual podría acabar generando el efecto contrario al que se buscaba inicialmente: una mayor pérdida de usuarios del transporte público.

Para viajar a nuestros pueblos y centros de trabajo necesitamos más transporte público, trenes y autobuses, y que resulten más asequibles que el coche en cualquier situación. La movilidad es un servicio público, no un negocio, y debe servir de forma razonable, sostenible y equitativa para toda la sociedad”, ha declarado Guillem Ramis de l’Associació d’Usuaris del Tren.

Una movilidad limpia y asequible para todas las personas

Las zonas rurales son imprescindibles en la lucha para frenar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Para su reactivación es imprescindible, según las entidades convocantes, dotar las zonas rurales y poblaciones medianas con servicios públicos de calidad, con autobuses interurbanos frecuentes y coordinados con una buena red de tren. A pesar de que 2021 será el año Europeo del Tren, actualmente son muy pocos los pueblos de la isla que tienen acceso a sus servicios.

A comienzos de año tuvo lugar en Mallorca un polémico cambio en las tarifas del TIB que ha supuesto una subida de precios en determinados trayectos y, sobre todo, una mayor confusión sobre el precio final de cada viaje que desincentiva su uso entre las personas que viajan ocasionalmente. Desde la Asociación de Usuarios del Tren se ha demandado al Govern que revise los criterios de este sistema para que resulte realmente atractivo y asequible frente al uso del automóvil.

Para lograr el objetivo de cambiar la movilidad de toda la isla apostando por el transporte público, las entidades convocantes exigirán una serie de demandas al Govern entre las que figuran:

  • Un sistema tarifario más transparente e intuitivo, que premie el uso habitual sin penalizar en exceso a los usuarios más ocasionales.
  • Una mejora del servicio y las frecuencias que permita reducir los tiempos de viaje para que sean competitivos frente al automóvil.
  • Una adecuada coordinación entre los modos de transporte, en especial entre autobús y tren, para asegurar la intermodalidad y los enlaces, así como facilitar el uso combinado de la bicicleta y el transporte público.
  • Una planificación de infraestructuras que aborde la ampliación de líneas ferroviarias, en contraposición a las numerosas autopistas que se han extendido por toda la isla.

Las entidades convocantes consideran que la recuperación post-Covid es una oportunidad para cambiar la forma en la que nos movemos. En un contexto donde se pretende aplicar el principio de “quien contamina, paga” no tiene sentido que los medios de transporte menos contaminantes sean también los más caros e inaccesibles, por lo que hay que abordar estos aspectos para evolucionar hacia un sistema de transporte más justo social y ambientalmente.

Last modified: Thursday June 3rd, 2021